Bicicletas eléctricas de montaña en Picos de Europa

https://campingelcarespicosdeeuropa.com/wp-content/uploads/2020/06/IMG_0870-fda-bike.jpg
Publicaciones

La bicicleta es un fantástico medio de transporte que cuida el medio ambiente y nos ayuda a practicar la movilidad sostenible: reduce la contaminación del aire, la huella ecológica, las emisiones de carbono y, además de saludable, ¡es muy divertida!

Desde el Camping el Cares, proponemos la bicicleta eléctrica como la mejor opción para disfrutar del sinuoso entorno de Picos de Europa y en especial del Valle de Valdeón.

Muchas son las ventajas que nos animan a usar una e-bike y es que para conocer el Valle de Valdeón, proponemos una ruta que estamos seguros fascinará a todo el que se anime a vivirla. ¿quieres que empecemos a preparar la aventura?

Durante la jornada conoceréis algunas curiosidades sobre la historia, las costumbres y festividades que alegraban la vida de los humildes habitantes de estas tierras. Visitaréis algunos lugares de interés arquitectónico, etnológico e incluso mitológico, y donde solo la imaginación podrá determinar sobre la veracidad de los hechos. Y por supuesto terminaremos recorriendo la famosa ruta del Cares, dotada de una belleza inigualable.

¡Se te ha hecho la boca agua y no hemos empezado!

Lo más interesante es que empezaréis disfrutando desde el minuto uno, desde que deis la primera pedalada en nuestras mountain bikes eléctricas, que ofrecen la seguridad y el confort necesarios para sentir en primera persona la naturaleza más salvaje del corazón del Parque Nacional de los Picos de Europa. El descenso se hace por caminos seguros y bien señalizados, en ocasiones se puede optar por alguna pista forestal.

Las vistas son tan abrumadoras que no debemos permitirnos desviar nuestra atención de la conducción. Siempre está la oportunidad de parar a deleitarse e incluso tomar alguna fotografía con total seguridad.

Una vez en Caín y termina la primera etapa, podréis guardar las bicicletas en uno de los parking vigilados de la zona.

Tomar un refrigerio y reponer líquidos y sales minerales será una buena idea antes de comenzar a caminar por la ruta del Cares. Al mismo tiempo que formalizáis la reserva para comer. Hay que tener en cuenta que en pleno verano se llenan los restaurantes de la zona.

El desfiladero del Cares no es exigente en sí mismo ya que es una ruta plana y fácil de hacer. Aunque quizás se haga difícil por su longitud si queremos hacerla entera (24km). Por esta razón y por que los primeros 6 km son los más interesantes recomendamos saldar la ruta con facilidad y guardar energías para la vuelta.

Después de saciar nuestros instintos más primarios con la suculenta gastronomía de la zona nos prepararemos para poner realmente a prueba las e-bikes. 

Como ya comprobasteis bajando a Caín, el desnivel que se libra es digno de los ciclistas más intrépidos y experimentados. Unas pendientes impensables de hacer en bicicleta para el 90% de los mortales. Pues hoy día y gracias a las bicicletas eléctricas de pedaleo asistido, podemos emprender este reto sin que suponga un desafío extremo. Abordaremos la subida sin sufrimiento, transformando la parte amarga de la ruta en un placer tan grato como lo fue la bajada.

Con la ventaja de disfrutar del paisaje, escuchar las aguas del Cares fluir o los pajarillos cantar. Sin duda la mejor forma de moverse por un Parque Nacional sin molestar a sus habitantes.

Precios de alquiler:

3 horas…………………………………………………… 30€

día completo…………………………………………. 45€

Arriba