ECO-juegos en familia en Picos de Europa

https://campingelcarespicosdeeuropa.com/wp-content/uploads/2019/03/amigos-dibujos-e1552041221919.png
Publicaciones

Eco-juegos para niños y familias, porque aprender valores ecológicos se hace mejor jugando.

En el camping nos gusta que nuestras actividades estén enfocadas hacia un tipo de turismo sostenible, que promuevan una actitud ecológica y mayor concienciación de los niños y familias. La mejor forma de aprender cuando eres pequeño es indudablemente jugando.

Nuestro equipo lleva a cabo una serie de juegos en los que haremos nuevos amigos y conoceremos mejor el entorno que nos rodea. Viviremos experiencias que generan potentes lazos afectivos y familiares que motivarán la curiosidad, el amor y respeto hacia la Madre Tierra.

Hacer amigos

Fomentar y fortalecer valores ecológicos, no sólo es más fácil cuando se es niño, sino que hacerlo en equipo, enriquece la experiencia, agiliza el aprendizaje y por supuesto, garantiza la diversión. Además, tenemos la suerte de contar con público de diferentes nacionalidades, creando un ambiente multicultural.

Adivinanzas

Sentados en circulo cada participante piensa en un elemento, árbol, animal o planta…, que empiece con la letra inicial de su nombre. Si este elemento se encuentra en el entorno, mucho mejor. Tras ello se presentan diciendo su nombre y alguna/s característica/s de lo que hayan pensado. El resto del grupo, intentarán adivinarlo. ej. “Buenos días, mi nombre es Rafa, soy grande y fuerte,  y algunos se alimentan de mis bellotas” (Roble).

Conocer la naturaleza

El sonido del río Arenal, ver el vuelo de un carbonero palustre, oler la  tierra mojada, en definitiva, descubrir la continua actividad que da vida a fantásticos ecosistemas, y que nos permite conocer la Naturaleza, creando un lazo inquebrantable, a través de los sentidos.E

Este árbol lo conozco

Utilizaremos los elementos de nuestro entorno, viviendo una experiencia sensitiva. Por parejas, uno de los niños se vendará los ojos, y el otro le acercará a un árbol. La persona con los ojos vendados tiene que tocar el árbol y sus hojas, percibir sus olores y todo lo que quiera. Tras este reconocimiento, se vuelve al punto de partida y la persona que tenia los ojos vendados ha de buscar el árbol que le toco y decir su nombre.

La cámara fotográfica

Tras recordar cómo funciona una cámara de fotos, el monitor ejemplifica con alguien lo qué se va a hacer. Éste/a se relaja y cierra los ojos. Se le lleva delante de algo interesante. Entonces se le toca en la cabeza diciendo “clic”. En ese momento el niño/a abre un segundo los ojos (cuenta 1-2) y los cierra. Después va delante del grupo y cuenta qué vio (“revela la foto”). Se le vuelve a enseñar lo que fotografió y se comprueba si la sacó bien. Después nos ponemos por parejas: uno es el fotógrafo y otro la cámara. Se pueden hacer 4 ó 5 fotografías y comentarlas después al primero, que le dirá si las tomó bien. E

Empatizar con la madre tierra

Una vez conocidos algunos aspectos de la naturaleza se produce el efecto de  sensibilización. No puedes ponerte en la piel de algo si previamente no lo has vivido. Ya sabemos qué es un árbol, qué es un pájaro, cómo es un río… Ahora queremos demostrar lo importante que es y por qué es tan necesario cuidarlo. Este tipo de juegos son un poco más reflexivos, pero a su vez ayudan a los niños poner más atención en el medio que los rodea.

Dibujo de la tierra con manos ojos y boca saludando

Cuéntame un cuento

Relajados en un entorno natural, nos ponemos en círculo. Nos introduciremos en una alentadora historia en la que dejaremos volar nuestra imaginación inventando y recreando entre todos lo que un buen día ocurrió en el Camping el Cares…

“Todo comenzó aquel día en el que un grupo de amigos, se dieron cuenta de que el planeta comenzó a perder sus maravillosos colores, el prado ya no era verde, los animales estaban pálidos… pero estos pequeños amantes de la naturaleza no se quedarían de brazos cruzados”

Por turnos tienen que continuarla y representarla, creando una situación, unos personajes, etc. 

Es increíble cómo la mente de los niños, trabajando en equipo, tienen claves extraordinarias para salvar el Mundo. 

 

soy un animal

Con “soy un animal”, podrán aprender los hábitos de los animales silvestres y la función ecológica que repercute en el equilibrio de los ecosistemas. Para ello se les asignará un animal a cada miembro de la familia, y se les dará una serie de pistas que tendrán que seguir para llegar a su objetivo final, un medio ambiente sano y en armonía donde todos convivamos con todos. No solo es un juego didáctico, con las pruebas será algo más que divertido.

Fomentar la curiosidad: inquietudes como hobbies

Todo lo que necesitamos proviene de la naturaleza. La ropa que vestimos, los alimentos que ingerimos, incluso las medicinas que nos curan. Conocer los diferentes usos que damos a los recursos naturales y saber que son limitados,  es imprescindible para cuidar y respetar cada vez más nuestro precioso planeta.

Gincanas ecológicas

Gincanas ecológicas

Dibujo de una persona escondida detras de un arbusto con prismaticos

Para ello lo que haremos será transformarlos en detectives. Les daremos lápices y papel para que vayan buscando por el camping una serie de huellas para resolver el misterio del Cares. Una actividad que no solo es divertida, si no estimulante, ya que hacemos que toda la familia utilice todos los sentidos.

En el Camping el Cares, sabemos lo saludable que es el contacto con la naturaleza, sobretodo en los más pequeños. Por eso, es importante que sus primeras experiencias sean divertidas y reconfortantes. Nos aseguraremos de que guarden en sus memorias experiencias inolvidables que favorezcan sus deseos por respetar, cuidar y sobretodo volver siempre que puedan a saborear ese contacto con la Madre Tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba